evitar distracciones en el estudio

Cómo evitar distracciones durante el estudio: Consejos y trucos

Se acerca la época de exámenes y con ella, las largas temporadas estudiando, parapetado tras los libros y apuntes, intentando sacarlo todo adelante. Hace poco hablábamos sobre trucos para poder pasar los exámenes, pero hoy dedicamos unas frases a eso que más te ayudará, evitar las distracciones.

Cualquier persona se deja llevar por los estímulos que tenemos a nuestro alrededor y eso puede ser muy peligroso cuando estamos jugándonos un aprobado. Por ello debemos aprender a dejar nuestras distracciones a un lado.

¿Cómo concentrarnos cuando tenemos que estudiar?

  • Con el planning de estudio en la mano, es importante grabarse en la cabeza la importancia de estudiar ahora y con ahora queremos decir hoy. Ahórrate exámenes fuera de fecha, ahórrate matrículas extra y avanza. Asegúrate de que tienes muy claro que debes hacerlo ahora, que es urgente y que cuanto antes te quites esa asignatura de encima, más pronto acabarás la carrera.
  • Sé razonable contigo mismo y piensa cómo estudias mejor. Vale que es genial quedar con los amigos cuando vas a la biblioteca, pero eso puede distraerte y no tiene sentido. Queda con los amigos para comer o después de estudiar, pero durante las horas de trabajo tus amigos son los apuntes.
  • Planifica qué debes estudiar cada día, ni más ni menos. Ponerte más tareas de las necesarias puede distraerte de puro agobio y no queremos eso. Lo que nos interesa es que sientas que cada día vas a ser capaz de acabar lo que tengas para esa jornada de estudio. Y TACHA en un calendario cada día que pasas y superas. Estimúlate a tí mismo.
  • Si quieres ir a la biblioteca porque en casa no tienes espacio para estudiar y sabes que tus amigos están allí, siéntate separado. Es probable que te pierdas anécdotas e historias, pero aprobarás. Y eso te alegrará más. Intenta ponerte en un aula distinta en plantas distintas, para evitar la tentación de ir a distraerles.
  • Intenta escoger un asiento cara a la pared o con poca visibilidad de la sala, en la que estés lejos de pasillos o puertas de entrada.
  • Los tapones pueden ser una buena idea si quieres aislarte todavía más de tu entorno.
  • Aunque no es útil en todas las disciplinas, si mientras estudias vas escribiendo, conseguirás que tu pensamiento se esparza menos por donde no toca.
  • Llévate solo lo que necesites para estudiar. La tablet puede quedarse en casa y es probable que el portátil también. Si es ahí donde tienes los apuntes, ves a una copistería e imprímelos.
  • Guarda el móvil apagado en tu bolso o mochila y no lo mires. Ya, es complicado. Además quieres saber la hora. Llévate un reloj :)
  • Si sabes que no vas a poder aguantar la tentación, hay aplicaciones que nos permiten ‘bloquear’ el teléfono hasta la hora que nosotros queramos. Así, aunque nos sintamos con la necesidad de enviar un mensaje, no podremos.
  • Informa a tu familia y amigos de que no te molesten a no ser que sea necesario. Es posible que se rían un poco de ti y te aseguren que no vas a poder soltar el teléfono, pero la mejor prueba que les puedes dar es mantenerte firme durante tus horas de estudio.
  • Descansa. La mejor manera para quitarnos de encima las distracciones es que cada dos horas te levantes, te des un paseo y despejes la mente. Intentar pasar seis horas estudiando te llevará al agotamiento mental.

Deja un comentario