Startup Stock Photos

Consejos para el primer año de universidad en Valencia

Si eres de ese grupo de estudiantes que este año ha pasado las PAU y el año que viene pasarás a ser universitario, este post es para ti. Cómo enfrentarte al primer año de universidad, qué hacer y qué no hacer…nosotros te lo contamos.

Salir de la zona de confort es sinónimo de cambios. Y sin duda la entrada en la universidad es uno de los más importantes que vas a realizar en tu etapa académica, y posiblemente el último de ellos antes de salir a la selva laboral y buscar un empleo. Pero vayamos por pasos, primero el uno y después el dos.

En este post vamos a tratar “el uno”. Y es que iniciar unos estudios universitarios es tan apetecible como trascendental. Por ello, desde la experiencia tanto propia como la de nuestros alumnos en nuestra residencia universitaria, queremos que tu aterrizaje en este nuevo mundo sea lo más placentero posible.

El primer año de universidad es determinante, ya que los que le siguen los llevarás con inercia y con una mochila de experiencias. Sin embargo, la entrada en esta nueva fase de tus estudios es el punto de inflexión más próximo que te vas a encontrar.

La universidad no es una gran casa del terror ni los profesores ogros – aunque hay cada docente que… , pero eso dependerá de la suerte que tengas – . Y es que por lo general, al margen de la época de exámenes, acabarás enamorándote de ella y harás buenas migas con muchos de ellos.

Bien, pues tras esta introducción, vamos a ir desgranando los diferentes aspectos más relevantes:

Primer día de clases
Seguramente estés algo perdido/a. Si no conoces tu edificio y estás acostumbrado a tu instituto, verás tu facultad como un laberinto, pero tranquilo porque esto se te pasa en dos semanas y luego podrás ir por ella como un experto/a.

No, el “problema” no es sólamente encontrar la clase, sino que ha llegado la hora de entrar en ella. Allí encontrarás decenas de personas que son auténticos extraños, pero ellos también piensan lo mismo de ti…”Don’t worry be happy”.

Consejo: Ojos bien abiertos, toma nota en las presentaciones de las materia y mucho positivismo.

Compañeros de clase y amigos
El primer año de universidad seguramente toda la clase pasaréis por la fase de “piña”. Como nadie conoce a nadie, las cenas y quedadas fuera de la universidad serán un habitual para conoceros. Momentos de los que poco a poco, más de cara al segundo semestre y final de curso, irán saliendo los típicos grupos. Esto es algo inmutable, cada uno somos de una forma y no todos nos caemos bien o compartimos gustos. En este proceso compañeros pasarán a ser amigos para toda la vida.

Clases y apuntes
Ve a clase y toma apuntes. No somos tu madre y suponemos que eres una persona más que responsable para llegar hasta este punto de tus estudios, pero este consejo no podíamos obviarlo.

Profesores
Depende de su edad, sobre todo con los más jóvenes, la relación puede llegar a ser cercana y muy cómoda. No son colegas, son docentes, así qué trátalos como tal. Es importante conocerlos también para intuir por “dónde van los tiros” cuando habla. Este también es un argumento de peso para que asistas a clase.

Trabajos
El ritmo de prácticas  y trabajos puede que te resulte alto e incluso estresante, pero no desistas. Con orden todo sale. En los trabajos individuales mandas tú, pero en los colectivos tendrás que aprender a trabajar en equipo o las peleas internas pueden que desemboquen en un suspenso de la actividad. Por ello es muy importante marcar bien los tiempos y no hacer todo a última hora, contar con Google Drive y sus geniales Docs (ya lo entenderás cuando lo utilicéis) y organizaros muy muy bien.

Tiempo de exámenes
Depende de qué carreras hayas escogido, ya sabes que te tocará estudiar casi a diario o podrás apurar un poco más. Ir a clase es un gran entrenamiento, sobre todo si vas recepctivo/a, pero la biblioteca o tu lugar de estudio habitual tienen que pisarse de vez en cuando para poder asentar los conocimientos. Al margen de esto, vamos al grano. En época de exámenes es muy importante que te hagas un buen calendario de estudio y distribuyas bien tu tiempo para sacarle el mayor partido posible. Prepárate para tomar café, bebidas energéticas, comer poco y vivir en la biblioteca. Estudiar con amigos, siempre que seas responsable y no te distraiga, es sinónimo de motivación.

Vivir fuera de casa
Muchos estudiantes, seguramente sea tu caso, tienen que salir del nido si quieren estudiar en la universidad, por lo que encontrar un lugar donde vivir en su primer año como estudiante universitario es uno de los primeros pasos en esta etapa. Es una decisión que no se tiene que tomar a la ligera. Una elección tan importante debe ser meditada, porque alternativas hay muchas. Si nunca has vivido fuera de casa, no te recomendamos que te vayas a un piso compartido, menos aún si no conoces siquiera a todos tus compañeros. Las experiencias con estos ingredientes no acostumbran a ser nada buenas y el año académico se hace muyyy largo. Por este motivo, la mejor de las opciones es un colegio mayor como Ausias March. En nuestra residencia universitaria en Valencia podrás tener tu habitación, incluso compartir si una doble con otra persona, y además contarás con un sinfín de servicios pensados para personas como tú.

Becas y ayudas
Yo que tú estaría muy atento a todo lo que se pueda pedir. Becas y ayudas serán grandes aliados en tus años como estudiante. Sigue páginas de Facebook, blogs e infórmate para que no se te escape ninguna. Valdrá la pena.

Deja un comentario