fiesta privada ausias march 02

Fiesta de bienvenida para los colegiales del Ausias March

Por mucho tiempo que pase, hay cosas que no cambian. Los estudiantes que hace treinta años eligieron el Colegio Mayor Ausias March como residencia mientras estudiaban no tenían ni smartphones ni tablets y tampoco imaginaban lo que podía ser Internet.

Pero sí que tenían algo que les iguala a los residentes que ya mismo están pasando su año en el Ausias March: ganas de divertirse, de conocer gente, de pasarlo bien. En otras palabras, ganas de ‘hacer’ universidad, de exprimir todo lo que socialmente puede ofrecer.

Se trata de algo que no cambia y que en el Colegio Mayor Ausias March no solo tenemos en cuenta, sino que lo fomentamos todo lo posible, ya que somos conscientes de que hay tiempo para el estudio pero también para el ocio bien entendido.

Es por ello que en nuestras instalaciones contamos con habitaciones compartidas agrupadas según afinidades o preferencias, ya que sabemos lo importante que es compartir la experiencia con gente que viva lo mismo que tú.

Además, también tenemos cafetería y salas de juegos, en las que poder estar con amigos, socializar y relajarse. Como hemos apuntado en más de una ocasión, es más fácil trabajar y estudiar si le damos a la mente una vía de escape.

Con el principio de curso todavía candente y con el objetivo de hacer que nuestros colegiales se conozcan, congenien, disfruten y fomenten la fraternidad en la residencia, esta semana organizamos una fiesta en la discoteca La3.

fiesta privada ausias march

Fue el día 30 de septiembre y los colegiales pudieron ir a la discoteca y volver a la residencia en el bus privado. Los colegiales disfrutaron mucho de la fiesta de bienvenida y aunque próximamente podremos poner fotos que lo evidencien, todos estuvieron muy satisfechos de cómo se desarrolló la noche.

¿Hace falta organizar una fiesta? Desde luego que no. ¿Les vino bien a los estudiantes, disfrutaron, se conocieron e hicieron un paréntesis en sus obligacione? Un rotundo sí, porque no solo hay que emplearse en lo imprescindible, también en lo que nos hace felices. Y sin duda, la fraternidad lo consigue. No hay ningún lugar mejor para fraternizar que el Colegio Mayor Ausias March.

Deja un comentario