libros-universitarios_23-2147508412

TFCs pagados ¿Una lacra para el sistema educativo?

Desde la implantación del plan Bolonia se está hablando mucho del mercado negro universitario, es decir, del pago pactado por apuntes y trabajos, algunos de ellos tan importantes como Trabajos de Fin de Carrera (TFC).

Y es que desde que comenzó la crisis ha habido muchos licenciados en paro, que sacan un dinero extra realizando este tipo de tareas. El Plan Bolonia obliga a la asistencia a clase y la solicitud por parte de los profesores de trabajos menores ha aumentado considerablemente, de forma que muchos alumnos se quejan de que no tienen suficiente tiempo para dedicarle a los trabajos importantes y largos, así como a los exámenes.

Otro tipo de clientes de estos trabajadores clandestinos son personas que necesitan una titulación universitaria para promocionar en su empresa y como no pueden compaginar el trabajo y los estudios solicitan los servicios de los licenciados.

Hoy en día existen incluso portales de intercambio y encargo de trabajos y apuntes, en los que uno pone el anuncio y si se llega a un acuerdo vía web la conversación pasa al terreno del correo electrónico o el whatsapp.

Lo que hay que pensar es ¿Es rentable para el estudiante de grado el hacer este tipo de encargos? Y no hablamos sólo en sentido económico, sino ¿Para qué cursa una carrera que no puede o quiere estudiar? Cada vez hay más universitarios, y hemos llegado a un punto en el que en ciertas carreras salen miles de graduados al año en todo el país.

¿Es la presión paterna? ¿Es el pensamiento generalizado de que no se puede encontrar un buen trabajo si no se ostenta un título universitario? ¿Es que ya no se valora del mismo modo la universidad?

Si tal y como aseguran tantos medios de comunicación esta práctica está tan extendida como dicen, los cargos de conciencia deben de estarlo en la misma medida, pues no hay nada más decepcionante que tener un título universitario que uno no se ha ganado con su trabajo y sacrificio.

Desde el CM Ausias March os animamos a que extendáis la cultura del esfuerzo, del tesón, de la motivación y las ganas de hacer de este mundo un mundo mejor con vuestros actos. ¿Qué pensáis los estudiantes acerca de este debate? ¿Qué habría que cambiar para que este tipo de compra-venta no existiese?

Deja un comentario