graddy

Un nuevo concepto de orla: Graddy

Cuando estamos cerca de terminar la carrera, una de las cosas que más ilusión nos hace poseer a nosotros y a nuestras familias es la orla de fin de curso, como un reflejo de todo lo vivido durante la carrera: buenos momentos con los compañeros, duras temporadas de codos, agobiantes meses de trabajos en grupo y entregas, viajes, celebraciones, las risas en clase en el día a día, profesores que nos marcan de por vida…

El hecho de tener esa orla en nuestras manos significa mucho, pero una pregunta que se hacen cada año las clases que están a punto de finalizar sus estudios universitarios es: ¿Cómo queremos que sea la orla?

Durante la primera mitad del siglo XX a los alumnos no se les daba a elegir gran cosa, de hecho os ponemos un ejemplo de las orlas universitarias antiguas, en las que se nota el bajo número de alumnos que había por carrera.

orla antigua-ausias march

Hoy en día las orlas son mucho más originales y estéticas, pero os traemos un nuevo concepto de orla que os va a dejar con la boca abierta: las orlas de Graddy, las primeras orlas interactivas.

Se trata de una orla en la que los integrantes, ya sean profesores o alumnos, aparecen en movimiento, haciendo un gesto con el que el alumno se sienta identificado, o simplemente un gesto al azar. Además de la orla, el alumno también tendrá un vídeo en el que puede dejar un mensaje, contar cómo han sido sus años de carrera, alguna anécdota…

Para las clases que puedan estar interesadas, los chicos de Graddy se desplazan a cualquier parte del territorio nacional y tardan de un día para arriba en hacer todas las fotografías y vídeos, dependiendo del número de alumnos de los que conste la clase.

Si hay alguna clase interesada, el delegado tiene que ponerse en contacto con la empresa, facilitando el nombre y apellidos de cada uno de los alumnos de la clase y comenzarán los trámites para obtener la orla más molona del mercado. Si los alumnos son menores de edad, Graddy se pone en contacto con el profesor, quien se encargará de enviar una autorización a los padres de los alumnos menores para que obtengan el permiso.

Es una gran idea para hacer más interactivos y variados tus recuerdos de la época universitaria. Os dejamos un vídeo para que veais con más detalle cómo funciona:

Deja un comentario