beca erasmus ventajas inconvenientes

Beca Erasmus: Ventajas e inconvenientes de estudiar en Europa

Para muchos estudiantes, una beca Erasmus puede ser la llave al futuro. Seguro que muchos de vosotros estáis pensando pedirla para el año que viene y dar el salto a Europa os parece un sueño. Hoy os contamos tanto las ventajas como los inconvenientes de cursar esta beca.

VENTAJAS DE CURSAR LA BECA ERASMUS

  • La primera ventaja más importante es la apertura de miras y de mente que te ofrece salir de España, conocer otra cultura y otra manera de vivir. Esta experiencia aporta una madurez extra y provocará que los estudiantes vean con otros ojos su realidad y su país.
  • Experimentar con otros idiomas, mejorar el inglés e incluso volver con nociones importantes del alemán, portugués, holandés, francés o neerlandés puede ser una oportunidad increíble para la carrera y el currículum.
  • Muchos estudiantes se independizan por primera vez cuando se marchan de Erasmus y a esa responsabilidad hay que añadirle que se hace en un país extranjero. La madurez entra de golpe al sentir que los padres no pueden llegar a socorrer en cualquier momento, sino que uno es quien debe sacarse las castañas del fuego. Se convierte en una experiencia muy enriquecedora.
  • Estudiar en una universidad en el extranjero pone a prueba las capacidades del alumno y además, es una oportunidad magnífica para tener un expediente académico internacional y valorable para las empresas.

DESVENTAJAS DE CURSAR LA BECA ERASMUS

  • La parte económica es una de las más problemáticas. En ocasiones el montante de la beca no alcanza para pagar los gastos que un estudiante puede tener y su pago se hace fraccionado y una parte llega cuando el alumno ya ha vuelto a España. Eso implica o bien que el alumno tenga que trabajar para poder pagarlo o que la familia tenga que hacer un esfuerzo extra para poder costear la estancia.
  • El idioma puede ser una oportunidad, pero también un problema. Asistir a clases, entregar trabajos y examinarse en el idioma desconocido puede ser muy difícil, aunque no imposible. Pero según las capacidades de cada uno, esto puede llegar a ser algo complicado, sobre todo en el banco, el supermercado, la secretaría de la universidad o en un bar.
  • Estar fuera de casa, multitud de amigos nuevos, ganas de pasarlo bien… Todo desemboca en unas ganas de fiesta y diversión más que entendibles. Eso sí, a veces los excesos son malos y convertir el Erasmus en una fiesta sin fin echa por tierra las notas, el aprendizaje del idioma o el enriquecimiento personal. Para ir de fiesta no hace falta salir de casa.

Sin duda, creemos que las ventajas importan más que los posibles inconvenientes y que estudiar una beca Erasmus puede ser una oportunidad de oro bien aprovechada por cualquier estudiante.

Deja un comentario